El Palacio Real

El Palacio Real de Madrid, también conocido como Palacio de Oriente, es una visita obligada si está en Madrid… y tiene tiempo.

El Palacio Real es la residencia oficial del Rey de España, utilizada fundamentalmente para ceremonias de Estado, ya que los actuales Reyes, Felipe VI y doña Letizia no habitan en él, sino en el Palacio de la Zarzuela.

Con una extensión de 135.000 m² y 3.418 habitaciones, es el Palacio Real más grande de toda la Europa Occidental. Alberga un valioso patrimonio histórico-artístico en el que destacan el conjunto de instrumentos musicales conocido como los Stradivarius Palatinos y colecciones muy relevantes de otras disciplinas artísticas como pintura, escultura y tapicería.

El Palacio Real de Madrid fue levantado por orden del rey Felipe V sobre el solar dejado por el Real Alcázar de Madrid, destruido parcialmente por un incendio en 1734. Su construcción comenzó en 1738, según trazas del arquitecto Filippo Juvara, quien proponía un palacio mayor pero en una ubicación diferente. A su muerte, continuó el proyecto su discípulo Juan Bautista Sachetti, a quien se exigió adaptar los planos de Juvara al solar del antiguo Alcázar. También participaron en su construcción otros distinguidos arquitectos españoles como Ventura Rodríguez -a él se debe la configuración de la Real Capilla- y Francesco Sabatini -se encargó de la conclusión del edificio, así como de obras secundarias de reforma, ampliación y decoración.

Carlos III fue el primer monarca que habitó de forma continua el palacio y Alfonso XIII fue el último, aunque Manuel Azaña, presidente de la Segunda República, también lo habitó, siendo por tanto el último Jefe de Estado que lo hizo. Durante ese periodo fue conocido como Palacio Nacional. Todavía hay una sala, al lado de la Real Capilla, que se conoce por el nombre de despacho de Azaña.

Comienza la visita subiendo la impresionante escalera que nos lleva al primer piso. Los escalones, fabricados en mármol de San Pablo (Toledo), están labrados cada uno en una sola pieza de cinco metros de longitud y escasa altura.

El interior del palacio destaca por su riqueza artística, tanto en lo que se refiere al uso de toda clase de materiales nobles en su construcción como a la decoración de sus salones con obras de arte de todo tipo (pinturas de artistas de la importancia de Caravaggio, Velázquez, Francisco de Goya y frescos de Corrado Giaquinto, Giovanni Battista Tiepolo o Anton Raphael Mengs). El salón del Trono conserva toda su decoración original no olvideis mirar hacia arriba para apreciar su bóveda, diseñada por Roberto Michel, con seguridad, la más bella del Palacio. Otras colecciones destacables que se conservan en el edificio son las de la Armería Real, una preciosidad La Saleta de Porcelana con techos y paredes cubiertas de porcelana, relojería, mobiliario y platería. No os podeis perder el Comedor de Gala del Palacio donde el visitante puede contemplar ahora la mesa «vestida» en la que los Reyes ofrecen los almuerzos y cenas oficiales: catorce lámparas en bronce de la época fernandina, con 998 bombillas led iluminan la sala, mantelería de hilo, vajilla de Limoges, platería de Christophe París, tapices del S.XVI, jarrones franceses y mucho más impresionan a los visitantes.

PALACIO REAL DE MADRID
Dirección: Calle Bailén s/n.
Telefono: 914548800
Horarios:
Horarios de invierno (octubre a marzo) Todos los días: 10:00 -18:00
Horarios de verano (abril a septiembre)  Todos los días: 10:00 -20:00
Tarifas:
Tarifa Básica 10 €
Tarifa Reducida 5 €
www.patrimonionacional.es